Maduro activa plan "cívico-militar" antes de protesta opositora.

El presidente de Venezuela anunció que decidió activar el llamado "Plan Zamora" ante amenazas de "golpe de Estado"

Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que decidió activar el llamado "Plan Zamora", que le fue presentado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para mantener el orden interno ante las supuestas amenazas de golpe de Estado que ha sido convocado "desde Washington".

"Frente a este escenario he decidido activar el plan estratégico especial cívico militar para garantizar el funcionamiento de nuestro país, su seguridad, el orden interno, y la integración social, Plan Zamora que me ha sido presentado por el comando estratégico operacional de la FANB", dijo Maduro.

El presidente hizo el anuncio desde el palacio presidencial de Miraflores acompañado de su gabinete ejecutivo y miembros de la FANB y señaló que se activará la "fase verde" del plan con "toda la estructura militar, policial y civil del Estado venezolano", en defensa del orden interno contra ese plan golpista.

Asimismo, Maduro aseguró que el jefe del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, encabeza un golpe de Estado en su contra y por eso debe ser procesado.

"Lo que ha hecho Borges el día de hoy configura un delito contra la Constitución y así debe ser procesado. Llama abiertamente a un golpe de Estado a los funcionarios de la Fuerza Armada, al desconocimiento de sus líneas, de sus mandos y de su comandante en jefe. Eso está tipificado como una ruptura constitucional", afirmó el mandatario en reunión con el alto mando político y militar.

Más temprano, la mayoría opositora del Legislativo pidió a la Fuerza Armada cesar la "represión" en las manifestaciones opositoras que iniciaron el 1 de abril y ser leal a la Constitución, un día antes de una gran marcha convocado contra Maduro.

"Sus jefes en la Fuerza Armada tienen que escuchar la queja de los hombres que usan uniforme y que también sufren la crisis; una queja que no estamos pidiendo que se use para una rebelión, un golpe de Estado o un motín, (...) pero sí para exigir que cesen los abusos, que cese el hostigamiento, que cese la represión", dijo el jefe parlamentario.

Borges "ha asumido la responsabilidad de encabezar el golpe que ha decretado desde hoy en las escalinatas de la Asamblea Nacional. El mundo entero tiene que repudiar ese llamado", instó Maduro.

La oposición anunció una marcha el miércoles desde 26 puntos de Caracas hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de la ciudad, para exigir elecciones, liberación de "presos políticos", y respeto a las atribuciones del Parlamento.